¿Puedo incrementar o reducir la dosis diaria recomendada?

Sí que se puede. Y de hecho se debe de experimentar en cada caso con una dosis mayor o menor en función del metabolismo y la sensibilidad de cada persona. Hemos visto casos que con pocas gotas se lograba un efecto prolongado y otros que eran necesarios varios tapones diarios. Osea que la dosis puede variar entre 3 gotas a 300 gotas. Y cada uno debe de encontrar su dosis ideal experimentando y estando atento a sus sensaciones corporales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies