Hola amig@

Esta semana me he encontrado al teléfono de Microviver, clientes que llaman porque tienen depresión, se quieren suicidar o viven aterradas por todo tipo de inquietudes de futuro.

Me preguntan si tengo algún remedio o elixir mágico que les pueda rescatar.

Me siento un poco impotente, dado que evidentemente no existe tal brebaje.

Sin embargo, a todos les animo a reforzar su microbiota intestinal a través de la Nutrición Simbiótica, pues es sabido que la serotonina es el neurotransmisor del sentido de la vida y la alegría de vivir. Y un 95% de la serotonina se fabrica en el intestino.

El intestino es el único órgano que porta otro órgano (la microbiota) que no es humano y está formado por más de 100 billones de bacterias (más de 10 veces todas las células humanas del cuerpo).

Pero además es un órgano que piensa!!!
Fue el Dr. M. Gerson quien habló por primera vez del “Segundo Cerebro” hace algo más de diez años, para definir al conjunto de 100 millones de neuronas que tenemos en las paredes intestinales y que emiten diez señales al cerebro por cada señal que este manda al intestino.

Además es la microbiota quien gestiona la comida, la disuelve y transforma en
aminoácidos y micronutrientes que pasarán a la sangre y alimentarán a todas las
células. Pero la tenemos muy castigada por los alimentos tóxicos que ingerimos y la
destruyen, además de por todos los tóxicos ambientales que nos contaminan a diario.

Y si la microbiota está desequilibrada proliferarán los parásitos patógenos, los
contaminantes tóxicos y metales pesados no se eliminarán; y entraremos en una
inflamación intestinal que será la causa de casi cualquier enfermedad que luego
somatizaremos; incluida la depresión.

Son las paredes epiteliales del intestino, en combinación con las neuronas y
bacterias que allí viven, quienes fabrican la mayoría de los neurotransmisores que
luego irán al cerebro y a todo el cuerpo a cumplir sus funciones. Entonces cuando
estamos deprimidos

¿Por qué no potenciamos los precursores de la serotonina en el
intestino en vez de contaminarnos con antidepresivos que van al cerebro a impedir la recaptación de la serotonina y de paso a generarnos un montón de efectos secundarios?
Ya se ve claro en el horizonte que los antidepresivos del futuro serán probióticos
específicos, que estimulan la generación de serotonina donde se fabrica (en el
intestino) y no donde luego va a parar (el cerebro).

De hecho ya se han bautizado como “psicobióticos” a determinadas bacterias (probióticos) que tienen el poder de generar efectos psicoactivos que mejoran la salud mental y emocional.

Son muchos los investigadores que han descubierto que gran parte de las
enfermedades psíquicas como depresión, ansiedad, autismo, Trastorno del Déficit de Atención (TDAH), esquizofrenia e incluso numerosas enfermedades autoinmunes
provienen todas de una principal causa en común:

Una inflamación intestinal crónica debido a la mala alimentación y el desequilibrio de la microbiota intestinal.

En Microviver tenemos un colectivo de cepas probióticas que ayudan al normal
funcionamiento del proceso psicobiótico intestinal, combinados con micronutrientes y plantas que apoyan el equilibrio del eje intestino-cerebro.

Los más importantes son:

– OMLISHI

(para balancear los estados alterados emocionales)

– FLOWVir

(para relajar el sistema nervioso y el estrés)

– AjonegroCúrcumaVIR

(para apoyar el sistema inmune y la desinflamación neuro-
intestinal)

– HappyVIR

Os animo a experimentarlo por vosotros mismos.

pedidos@microviver.com
+34 655 249 900
Hasta pronto
Somos la Montaña

");

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Pedidos Urgentes
1
Para asesoramiento o pedidos urgentes
Para pedidos urgentes o asesoramiento escríbenos